septiembre 2020 – Trioxy

Ventajas y beneficios del Ozono

El ozono introducido en cualquier tipo de ambiente realiza dos funciones principales: microbicida y desodorizante.

 

El Ozono como microbicida 

Elimina bacterias, virus, hongos y esporas

Un microbio es toda forma de vida que no puede ser vista por el ojo humano, y que se requiere el uso del microscopio para ser observado. Los microorganismos denominados patógenos son los que poseen la capacidad de provocar enfermedades contagiosas. Estos permanecen muchas veces sobre todo tipo de superficies, en todo tipo de fluidos, o bien flotan en el aire asociados a pequeñas motas de polvo, especialmente en sitios cerrados donde el aire se renueva muy lentamente.

Gracias a sus propiedades oxidantes, es considerado uno de los agentes microbicidas más rápido y eficaz que se conoce, pudiendo actuar sobre un amplio número de microorganismos como bacterias, virus, hongos y esporas. Todos ellos son responsables de problemas de salud en humanos y también de malos olores.

El ozono inactiva estos microorganismos por reacción con enzimas intracelulares, material nucleico y componentes de su envoltura celular, esporas y cápsidas virales. De este modo, los microorganismos no pueden mutar y ofrecer resistencia a este tratamiento ya que se produce la destrucción del material genético.

De igual forma actúa oxidando las partículas de las membranas celulares, asegurándose la no reaparición de ésta.

El tratamiento con ozono es inodoro, por lo que no solo se encarga de desinfectar y neutralizar cualquier tipo de olor, sino que no refiere olores particulares al final del uso. Hay que destacar que además, no produce ningún residual, ya que al ser una partícula inestable tiende a volver a su forma original, el oxígeno (O2), siendo, por tanto, respetuoso con el medio ambiente y los productos, y garantizando el bienestar de las personas.

 

El Ozono como desodorizante

Elimina todo tipo de olores 
Otra de sus funciones es su capacidad para eliminar de raíz malos olores sin dejar restos residuales.

Este tratamiento es muy útil en espacios cerrados donde no se suele renovar el aire constantemente. En este tipo de espacios, y además si hay una gran afluencia de gente, se generan olores desagradables (tabaco, comida, humedad, sudor, etc.) debido a las moléculas en suspensión y la acción de los distintos microorganismos sobre ellas.

Por un lado oxida la materia orgánica y por otro lado ataca a los microbios que se alimentan de ella. Existe una amplia gama de olores los cuales pueden ser atacados por el mismo. Todo depende de la naturaleza de la sustancia causante del olor. Según dicha naturaleza, se podrá establecer su vulnerabilidad y las dosis que se requieran para su eliminación.

El resultado de una correcta ozonización es que en los sitios donde existan malos olores, no huele a nada.

Como cualquier desinfectante la capacidad su capacidad de desinfección depende de la concentración en la que se encuentre y el tiempo de contacto entre el desinfectante y los agentes patógenos. El ozono reacciona muy rápidamente frente a los patógenos ya que es oxidante para los mismos.

 

También te va a interesar: ¿Qué tantos virus y bacterias pueden haber en una oficina?

¿Cuales son los usos del generador de ozono?

Lo que poca gente sabe es que el ozono es un potente desinfectante que no requiere de productos químicos para eliminar virus, bacterias y malos olores del ambiente. Pero, a pesar de encontrarse en el ambiente, por sí solo no es capaz de realizar ese cometido.

Necesita de una tecnología específica que mediante descargas obtenidas al aplicar una corriente alterna de alta tensión, entre dos electrodos y un dieléctrico en el centro, produzca el gas ozono. Dicha tecnología reside en aparatos como los ozonificadores.

También llamados ozonizadores, estos equipos transforman el oxígeno en ozono para limpiar y desinfectar el ambiente. Sus ámbitos son múltiples y para cada uno de ellos existe un tipo de generador que más se ajusta a las necesidades que se presenten. De ahí que existan ozonizadores profesionales, industriales, portátiles, domésticos y para el agua.

El ozono se puede producir artificialmente mediante un ozonizador. Estos aparatos introducen oxígeno del aire al interior y pasa por unos electrodos que generan una descarga de tensión eléctrica (llamada “Efecto Corona”). Esta descarga separa los dos átomos que forman la partícula de oxígeno, y, a su vez, hace que estos átomos se unan de tres en tres creándose una nueva molécula, el ozono (O3).

Por tanto, el ozono representa la forma más activa del oxígeno quedando formado por tres átomos de oxígeno que actúa contra compuestos orgánicos patógenos o pestilentes (principales componentes de la contaminación ambiental).

 

Sus usos no están limitados a exclusivamente un espacio concreto.

Muestra de ello están por ejemplo los destinados al tratamiento del agua. El tratamiento y desinfección del agua pueden ser utilizados para la potabilización, piscinas, balnearios y spas, aguas residuales, y un extenso etcétera que se extiende incluso a la alimentación.

Dentro de este último espacio, el agua ozonizada se utiliza tanto para limpiar los utensilios de cocina como para los propios alimentos, ya que al poseer un alto poder desinfectante y no contener productos químicos en la composición, resulta el aliado perfecto para terminar con los virus y bacterias que puedan estar presentes.

Un poco más alejado, pero aún dentro de este ámbito, el agua tratada con ozono también tiene cabida en el sector agrícola. Puesto que no deposita residuos químicos en la tierra y el ozono se descompone en oxígeno cuando ha cumplido su función desinfectante, resulta respetuoso con los cultivos y con el medio ambiente.

También te va a interesar: ¿Qué es el Ozono y por qué sirve para desinfectar?

¿Qué es el Ozono y por qué sirve para desinfectar?

El ozono (O3), también llamado “oxígeno activado”, contiene tres átomos de oxígeno en lugar de los dos átomos que normalmente respiramos.

Fue aislado por primera vez en 1839 por el químico Christian Friedrich Schönbein. Lo llamó así por la palabra en latín “ozein” que significa “tener olor”. Más tarde, en 1867, confirmó la fórmula del ozono, O3, que Jacques-Louis Soret determinó tres años antes.

El ozono es el segundo esterilizante más poderoso del mundo y puede usarse para destruir bacterias, virus y olores. Curiosamente, el ozono ocurre con bastante facilidad en la naturaleza, con mayor frecuencia como resultado de los rayos que ocurren durante las tormentas eléctricas.

De hecho, el olor fresco y limpio de la lluvia de primavera que notamos después de una tormenta es el resultado más frecuente de la creación de ozono por la naturaleza. Sin embargo, probablemente estamos más familiarizados con el ozono al leer acerca de la “capa de ozono” que rodea el planeta sobre la atmósfera terrestre. Aquí el ozono es creado por los rayos ultravioleta del sol. Esto sirve para protegernos de la radiación ultravioleta.

En la atmósfera, compuesta por cinco capas diferentes, la troposfera concentra el 10% del ozono, mientras que la estratosfera concentra el resto de este gas.

La estratosfera es la que se conoce como capa de ozono y su importancia radica en la facultad que tiene esta sustancia para eliminar agentes contaminantes

 

El ozono puede ser bueno o malo, dependiendo de dónde se encuentre en el medio ambiente.

Mal ozono

Es posible que haya oído hablar de que el ozono se encuentra en la atmósfera inferior de la Tierra, cerca del nivel de la superficie del suelo. Una forma en que se desarrolla el ozono es cuando las emisiones de plantas químicas, calderas industriales, plantas de energía, vehículos y otras fuentes reaccionan en presencia de la luz solar. Por lo tanto, el ozono a nivel del suelo es un contaminante, parte de lo que se conoce más comúnmente como smog.

Buen ozono

Aproximadamente a 6 a 30 millas sobre la superficie de la Tierra, nuestra Tierra tiene una capa protectora de ozono que nos protege de los dañinos rayos ultravioleta del sol. Se sabe que los productos químicos artificiales destruyen este ozono beneficioso para nosotros. Por lo tanto, en 1987, los Estados Unidos junto con más de 180 países adoptaron un tratado llamado Protocolo de Montreal para eliminar la producción y el uso de sustancias que pueden agotar la capa de ozono. 

 

¿Por qué sirve para desinfectar?

El ozono presenta una gran eficacia en la desinfección contra virus, bacterias, hongos y protozoos, así como propiedades que permiten la eliminación de malos olores y contaminaciones químicas.

Esto es debido a su gran poder oxidante.

Además, otra de las propiedades del ozono es su nula residualidad, ya que se descompone de forma rápida en oxígeno y dióxido de carbono, por lo que no deja subproductos tóxicos.

El ozono desinfecta debido a que, al estar compartiendo los electrones entre tres átomos, la molécula resultante tiende a captar electrones de cualquier compuesto que se le aproxime, lo que le convierte en un fuerte oxidante. Así, al captar electrones de otras moléculas, las oxida hasta destruirlas, siempre y cuando la concentración de ozono y el tiempo de contacto sea suficiente.

También te va a interesar: ¿Cuáles son los usos del generador de ozono?

Efecto del Ozonificador frente a los patógenos

En la actualidad, las familias ecuatorianas están en busca de productos, equipos confiables y seguros, para poder garantizar la limpieza y desinfección de sus hogares, debido a que existen agentes como las bacterias y virus que no pueden ser vistos con facilidad al momento de asear los diferentes ambientes de casa.

Es por ello, que en el siguiente artículo vamos a aclarar la eficacia que tiene el ozono, frente a las temidas bacterias, virus, hongos y más. Para que de esta forma las familias puedan tener en consideración otras opciones como los generadores de ozono, en lugar de los productos tradicionales, que en varias ocasiones resultan ser bastante tóxicos y perjudiciales para la salud.

Recordemos que los niños, son aún más propensos a enfermarse, por lo hay que tener cuidado con los elementos que se utiliza en el día a día.

El ozono es un oxidante fuerte. De ahí sus extraordinarias propiedades biocidas, desodorantes y de destrucción de compuestos químicos: al captar electrones de otras moléculas, oxidándolas, las desestabiliza hasta el punto de destruirlas si la concentración de ozono y el tiempo de contacto es suficiente.

Frente a las bacterias

 El ozono interfiere con el metabolismo de las células bacterianas, probablemente al inhibir el sistema de control enzimático. Al usar una cantidad suficiente de ozono atraviesa la membrana celular, dejando como resultado, una destrucción inminente de las bacterias.

¿Qué sucede con los virus?

El ozono puede destruir a los virus al difundirse a través del recubrimiento de proteínas hacia el núcleo del ácido nucleico, donde daña el ARN viral.

Si se utiliza concentraciones más altas, el ozono tiene la posibilidad de destruir la cubierta proteica exterior del virus para que las estructuras de ADN o ARN se vean afectadas. Y de esta forma atacarlos de manera definitiva.

Con los hongos y moho

Se cree que el ozono destruye hongos y moho al difundirse a través de la pared fúngica y dentro del citoplasma, interrumpiendo de esta forma, los orgánulos que dirigen la función celular. Una efectiva estrategia para eliminarlos.

Patógenos Fúngicos

 Como se describió anteriormente, el mecanismo por el cual el ozono mata varios hongos es a través de la destrucción de los orgánulos en el citoplasma de la célula.

Quistes

Los quistes parásitos, son de especial preocupación en el agua potable derivada de fuentes de agua superficial porque no se ven afectados por el cloro. Si se utiliza ozono en dosis adecuadas los destruirá de inmediato.

De esta forma, utilizado como desinfectante, el ozono tiene una acción muy rápida a bajas concentraciones (tanto en agua como en aire), siendo muy eficaz en la eliminación de hongos, bacterias, virus y protozoos, así como en la degradación de compuestos químicos como los COV (compuestos orgánicos volátiles).

Además, se descompone muy rápido (es una molécula muy inestable, su vida media es de 20-60 minutos) por lo que no deja residuo alguno.

También te va a interesar: ¿El ozono es considerado bueno o malo para la salud? 

¿El Ozono es considerado bueno o malo para la salud?

Una de las dudas más recurrentes que tiene la gente, es saber si el uso de ozono es perjudicial para la salud tanto de personas como de animales, hay que tomar en cuenta que muchas familias viven en sus hogares con mascotas.

Por ende el criterio de desinfección, desodorización y ozonización puede sonar un poco confuso para quienes se encuentran interesados. Pues con un poder de limpieza tan potente, es ideal conocer qué efectos puede presentar.

 

¿Qué debemos saber?

El ozono es un potente oxidante generalmente no dañino para mamíferos a bajas concentraciones, pero es considerado realmente letal para los microorganismos como las bacterias. De cualquier manera el ozono, como otro agente oxidante, puede resultar perjudicial si no es manejado correctamente en sus aplicaciones correctas en aire.

Los posibles efectos adversos para la salud se encuentran enumerados en la Hoja de Datos de Seguridad del Ozono. La única vía de exposición del ozono es la inhalatoria, es decir, si se respira en cantidades grandes (superiores a las recomendadas en la normativa, o durante largos periodos de tiempo).

Debido a su naturaleza irritante, la exposición al ozono, bien sea debido a su presencia como contaminante, o al tratamiento del aire con fines biocidas, se encuentra perfectamente regulada, coincidiendo todas las normas al respecto en los valores máximos de exposición, teniendo en cuenta la relación dosis, tiempo de dicha exposición.

 

¿Cuánto tiempo dura el Ozono?

 El ozono es altamente reactivo, combina instantáneamente con cualquier molécula no saturada para oxidarla, dejando como residuos elementos inocuos. Por ello es de vital importancia conocer su tiempo de vida, para no alarmar a la gente y aclarar que se lo puede utilizar sin alguna preocupación.

La vida media (tiempo en el que la mitad del ozono del aire se descompone) es de 20 a 60 minutos, dependiendo de la calidad, temperatura y humedad del aire ambiente.

En cuanto a la vida media en agua, es aproximadamente la misma, aunque depende mucho, igualmente, de la temperatura, pH y calidad del agua.

Por eso, no puede ser envasado y, para aprovechar sus múltiples beneficios, debe ser producido en el lugar donde se quiere utilizar. Pues en las cantidades correctas lo único que se eliminará y destruirá son los molestos agentes patógenos.

También te va a interesar: Efecto del Ozonificador frente a los patógenos

¿Qué desinfectante es más potente? ¿El cloro o el ozono?

Muchas de las familias, empresas e industrias ya tienen definidos sus métodos de limpieza, con el uso de los desinfectantes tradicionales o de elementos como el cloro. Varias personas le apuestan a este componente químico para descontaminar los espacios de la casa, del auto, de restaurantes, piscinas, habitaciones y más. Pero, qué tan efectivo resulta en la actualidad apostarle al cloro la desinfección de los diferentes ambientes. Obtén insumos para poder realizar un comparativo entre el cloro y el ozono.

 

El Ozono comparado con el Cloro

El ozono es uno de los compuestos con mayor capacidad oxidante, muy superior al cloro, lo que quiere decir que tiene mayor eficiencia biocida. De hecho, el ozono es por lo menos diez veces más potente que el cloro como desinfectante.

Con una comparación basada en el 99,99% de la concentración bacteriana que se mata y el tiempo empleado, el ozono es: 25 veces más efectivo que el HOCl (ácido hipocloroso); 2.500 veces más efectivo que el OCl (hipoclorito) y 5.000 veces más efectivo que NH 2 Cl (cloramina).

Además, aunque tradicionalmente el producto desinfectante de más amplio uso es el cloro, este presenta graves desventajas no sólo en lo que a su eficacia o al medio concierne, sino también en lo que respecta a cuestiones de salud pública.

Así, si el agua a desinfectar con cloro o sus derivados contiene materia orgánica o contaminantes químicos, se pueden originar compuestos tóxicos, que dan mal sabor al agua e incluso pueden dañar y ocasionar graves problemas en la salud de las personas a corto, mediano y largo plazo.

 

Compuestos tóxicos o que dan mal sabor al agua

  • Cloraminas

Se encargan de transmitir al agua olores y están consideradas como posibles agentes cancerígenos. Por ende muy perjudiciales para la salud.

  • Clorofenoles

 Confieren al agua olores y sabores a medicamento, bastante molestos y desagradables.

  • Trihalometanos:

Constituyen un problema recurrente en los procesos de potabilización convencionales al aparecer en el agua de consumo, y se han relacionado con la aparición de distintos tipos de cáncer.

  • PCBs

De probado carácter cancerígeno.

 

En el caso de la industria vitivinícola

La presencia de cloro combinada con determinadas condiciones y microorganismos presentes en bodegas, es el origen de los temidos anisoles, un peligro real para la calidad de los vinos. Un gran problema para las empresas que se dedican al negocio.

El cloro puede reaccionar con ciertos alimentos, formando compuestos altamente tóxicos y cancerígenos llamados THM o tri-halometanos, convirtiéndolos en productos de menor calidad. Los THM también se han implicado como carcinógenos relacionados con el cáncer de riñón, vejiga y colon. Por otro lado, el ozono no deja rastro de producto residual después de su reacción oxidativa.

Por esta última característica, que es muy bien aceptado por la gente, el hecho de no dejar residuos y no perjudicar mediante una tecnología limpia, es un gran plus para ser tomado en cuenta.

También te va a interesar: Contaminantes del agua que pueden ser eliminados con la ozonización

Desinfectar clínicas veterinarias con Ozono

Si bien, las mascotas son parte de las familias ecuatorianas y del mundo, es de vital importancia que la gente conozca, que existen varias patologías de animales que pueden contagiar a las personas. Aspecto a considerar, ya que la salud tanto de niños como adultos puede verse afectada con el paso del tiempo.

Es bien conocido que la limpieza convencional en los espacios clínicos no basta, pues requiere de gran profundidad, dedicación e incluso del uso de soluciones hidrosolubles que tienen precios realmente elevados y su aplicación resulta incómoda para el personal. Pues, exigen una previa dilución en agua y su aplicación en las superficies a desinfectar requiere tomar precauciones especiales. Entre otras, se aconseja evitar el contacto con la piel y mucosas, así como el uso de guantes. Ni siquiera las lejías y otros potentes limpiadores logran un resultado satisfactorio cuando se trata de garantizar una desinfección completa en estos espacios clínicos.

Por suerte, en la actualidad existen otro tipo de alternativas aún más efectivas, de gran calidad y menos peligrosas al momento de usarlas. Sin duda el ozono y los ozonificadores son la mejor opción para las veterinarias, está tecnología resulta muy útil útil y efectiva para este tipo de entornos de pequeños animales.

Contamos con una gama de ozonizadores que se adaptan a tus necesidades y a tu entorno.

 

Conoce más del Ozono, un potente desinfectante

Definitivamente el ozono, es el elemento ideal para la limpieza, ya que tiene la capacidad de realizar una desinfección satisfactoria sin causar daño alguno, en este caso en el personal de la veterinaria, los dueños y sus mascotas.

Al ser biocidas, los desinfectantes destruyen e inhiben el crecimiento de microorganismos en superficies, objetos, tejidos y también en el agua. Sin embargo, su aplicación debe ser lo más inocua posible en entornos concurridos, como es el caso de las veterinarias.

Gracias al proceso de la ozonólisis, los tratamientos ozonizadores tienen la capacidad de conseguir grandes resultados a partir de la inyección de una dosis mínima de este gas natural en el agua o el aire.

Por ello, quien lo use puede detectar en cuestión de minutos, los beneficios de una higienización máxima. Una desinfección tan profunda y útil que va a eliminar más de un 90% de los virus, bacterias, hongos, esporas y demás microorganismos patógenos, además de otros compuestos orgánicos e inorgánicos perjudiciales para la salud.

1. No más malos olores en las clínicas veterinarias

Es muy usual, que en las clínicas veterinarias, debido a la presencia de toda clase de animales, se concentren cierto tipo de olores, que no son agradables para quien los visita. Olores bastante desagradables y en algunos casos insoportables.

Aspectos que se debe evitar en su totalidad, para no incomodar a los visitantes, ni al personal de trabajo.

Para poder combatir malos olores, el ozono realiza la higienización que se traduce en una ventajosa desodorización. Es el mismo proceso de la ozonólisis, el que destruye la polución y es gracias a ello que se consigue erradicar de una vez suciedad y olores. El objetivo por lo tanto es, higienizar de forma integral abordando tanto la desinfección como la desodorización.

Igualmente, los purificadores de aire pueden hacer un gran papel a la hora de conseguir una calidad ambiental en las salas de espera de los centros veterinarios, ya sean pequeñas o grandes clínicas.

De esta forma, se eliminará las pestilencias procedentes de las jaulas, transportines, defecaciones de los animales y medicamentos. También por ejemplo, del mismo uso de desinfectantes y otros limpiadores aplicados en las consultas, aseos o en el mismo suelo y muebles de la sala de espera.

Los generadores de ozono, son claves para oxigenar la atmósfera y liberarla de alérgenos, como restos de polen, ácaros del polvo, pelusas, plumas y epitelios de las mascotas, que tantas reacciones alérgicas provocan.

2. Los tratamientos de agua con Ozono son muy recomendables

Es importante recordar que el poder desinfectante del ozono es muy potente, ya que incluso es hasta 3.000 veces superior al de la lejía, sin dejar residuos tóxicos ni malos olores.

Del mismo modo, los uniformes y cualquier otro tejido puede lavarse con agua ozonizada, tanto a mano como a máquina, ahorrando también en agua caliente, detergentes y suavizantes. De hecho, el ozono mima la ropa al máximo, ya que entre otras cosas reduce el efecto calcáreo de las aguas duras y multiplica el rendimiento de los productos de limpieza. Hasta el punto de que incluso se puede prescindir de ellos sin renunciar a una higiene y desodorización máximas.

3. La solución más flexible del mercado

De esta forma, como se pudo analizar, el ozono ofrece beneficios muy importantes y de calidad para diferentes espacios, en este caso las veterinarias, así para un uso ideal, es relevante que las personas interesadas reciban orientación y sean asesoradas por gente conocedora para establecer prioridades y darles una respuesta mediante el ozono.

De igual manera en el mercado, se puede encontrar varios modelos de generadores de ozono de uso profesional, que resultan muy fáciles de combinar de forma estratégica para lograr una desinfección integral en toda la clínica. Sin olvidar su mínimo consumo energético, facilidad de mantenimiento, diseño compacto de los aparatos, durabilidad y facilidad de uso.

También te va a interesar: ¿Qué desinfectante es más potente? ¿El cloro o el ozono?

Contaminantes del agua que pueden ser eliminados con la ozonización

Permite la eliminación de compuestos tanto orgánicos como inorgánicos, reduciendo olor, color, sabor y turbidez de las aguas, así como compuestos refractarios (sustancias tóxicas y compuestos farmacéuticos).

En definitiva, el objetivo de un ozonificador de agua, es conseguir la potabilización del agua, ambientes y superficies. De esta forma, con la aplicación de cantidades ideales se puede obtener resultados óptimos, sin dejar residuos, malos olores y además se garantiza agua de mayor calidad con respecto al agua original.

 

El Ozono, potente desinfectante para el agua

La eficacia bactericida, fungicida y virucida del ozono, ha sido comprobada mediante numerosos estudios.

El ozono, presenta una serie de ventajas como desinfectante del agua que hacen de él un método de potabilización del agua 100% seguro. Además de conseguir una eficacia máxima a la hora de limpiar agua en sus características de inodora, insabora e insípida, también se revela como un sistema superior en cuanto a la acción, manejo, peligrosidad y eficacia frente a los agentes químicos tradicionalmente utilizados para su desinfección.

De esta forma, gracias a la presencia del ozono al momento de la desinfección; es posible prevenir la legionella y otros peligros relacionados con la proliferación de microbios en entornos acuosos, tanques o instalaciones donde esta se encuentre, incluyendo las mismas tuberías para eliminar o evitar la aparición del biofilm.

La tecnología del ozono también es capaz de erradicar mediante su rápida acción oxidante frente a todo tipo de materia orgánica e inorgánica potencialmente dañina.

 

Las principales aplicaciones de la ozonización en el campo del tratamiento de aguas: 

En el caso de las aguas potables, el ozono es típicamente empleado en una pre-desinfección para el control de algas e inactivación de bacterias y virus y como pre- oxidación y/o oxidación intermedia de la materia orgánica e inorgánica para eliminación de compuestos  que proporcionan sabor, olor y color al agua.

Además, es utilizado para la eliminación de la turbidez, iones metálicos y reduce los niveles de trihalometanos (THM) y precursores orgánicos relacionados.

En el tratamiento de las aguas residuales, el ozono se emplea en la desinfección (reutilización), oxidación de compuestos inorgánicos (eliminación de sustancias tóxicas como el cianuro), oxidación de compuestos orgánicos (oxidación parcial del TOC y sustancias tóxicas) y la eliminación de partículas.

Actualmente, la ozonización también es empleada para la eliminación de contaminantes emergentes (compuestos farmacéuticos).

También te va a interesar: El Ozono, el mejor aliado para combatir a los nematodos en la agricultura

El Ozono, el mejor aliado para combatir a los nematodos en la agricultura

Conoce la manera como el ozono puede contribuir a eliminar los nematodos de los cultivos agrícolas.

¿Qué son los nematodos?

Los nematodos son un grupo de animales pluricelulares de origen acuático que carecen de sistema circulatorio y respiratorio, son vermiformes, no segmentados, más o menos transparentes, cubiertos de una cutícula hialina, la cual está marcada por estrías, transversalmente son redondeados.

Este grupo de organismos forma parte de los componentes más abundantes de la fauna del suelo.

Los nematodos son pequeños organismos, con una apariencia física similar a los gusanos, por ello también son llamados como gusanos redondos. Hay registradas más de 25.000 especies, la mayoría viven en el agua, pero también pueden reproducirse en el suelo si hay las condiciones adecuadas.

Afectan de manera negativa la producción de cultivos, causando pérdidas de grandes cantidades de frutos; desde un 12% hasta un 35%, e infectan el terreno en donde se encuentran.

Contamos con una gama de ozonizadores que se adaptan a tus necesidades y a tu entorno.

El género Meloidogyne

Es el más importante por su distribución, el rango de hospedantes y los daños que origina en las plantas cultivadas, en las hortalizas frecuentemente muestra altas poblaciones y predomina sobre otros nematodos fitoparásitos.

Los nemátodos fitoparásitos

Inducen enfermedades en forma directa porque ocasionan agallas radicales, necrosis en raíces, deformaciones en tallos y bulbos, entre otros; e indirectamente, por las interacciones con otros agentes fitopatógenos (hongos, bacterias y virus).

¿Cómo actúa el ozono frente a los nematodos?

Existen tratamientos químicos que pueden lidiar con variadas plagas y enfermedades que afectan a los cultivos, incluyendo a los nematodos, pero no tienen la capacidad de cumplir en su totalidad con la tarea de eliminar estos organismos. Por esta razón es mejor tratar de forma ecológica a este parásito con la ayuda del ozono.

El agua ozonizada completamente natural, con sus propiedades desinfectantes, optimiza la oxigenación del suelo, imposibilitando la supervivencia de los nematodos en tal ambiente, lo cual lo convierte en el mejor tratamiento ecológico para combatirlos.

Sanará a las plantas contaminadas, que continuarán con su proceso de crecimiento e incrementará el nivel de brotes de cosechas.

Al estar el agua y el suelo desinfectados y al ser el ozono también utilizado en pulverizaciones en lugar del sulfatado, se evitan infecciones. Pero además, los tallos son mucho más gruesos, las flores más grandes, y las raíces se ven perfectamente hidratadas, ramificadas y libres de nematodos.

También te va a interesar: Contaminantes del agua que pueden ser eliminados con la ozonización

Conservación de productos cárnicos con Ozono

Las carnes son alimentos de corta duración, por lo que la conservación de productos cárnicos, así como transportarlos y almacenarlos a nivel industrial es una cuestión bastante complicada que hay que resolver de un modo eficaz y seguro en el aspecto higiénico sanitario.

Para la conservación y almacenamiento de la carne se requiere el frío y la congelación, pero no basta con esto. Los gérmenes y mohos que habitan en la superficie y que han sido paralizados mediante el frío, vuelven a recobrar su vigor cuando retoman la temperatura ambiente. Desinfecta tus alimentos mediante el ozono industrial.

Con Ozono

A concentraciones adecuadas en el aire, de entre 0,02 y 0,03 mg/m3, el ozono consigue disminuir el 93% de los microorganismos presentes en el ambiente, según estudios realizados en mataderos de Alemania.

El ozono destruye los agentes dañinos, garantizando una desinfección total en la carne. Además, se obtiene un mejor aspecto y presentación, así como la desodorización de las cámaras y eliminación de los agentes nitrogenados, originados por la descomposición de la urea.

Una vez troceada la carne, el ozono disuelto en el aire es de gran ayuda en el mismo interior de la nevera o en almacenes en los que se conservan distintos tipos de carnes curadas.

Con ozono en las salas de despiece no sólo se logra retrasar su vida útil, sino que además se pierde menos agua y no desprende olores de ningún tipo, previniendo y retrasando también la aparición de mohos.

Carne ozonizada

  • Ausencia de hongos
  • Carne tersa, limpia
  • Color blanco rosáceo
  • Pocas manchas de hemoglobina en superficie y ninguna en corte profundo
  • Estabilización del pH
  • Ausencia de mezcla de olores y ausencia de los mismos
  • Mayor duración de la conservación
  • Inhibición del crecimiento bacteriano

En los hogares y en los restaurantes o bares, la conservación de la carne puede mejorar mediante el uso de agua ozonizada a la hora de lavarla y con ozonizadores de nevera para conservarla fresca durante más tiempo y retrasar su descomposición lo máximo posible. También se evitará la contaminación cruzada con otros alimentos, así como la mezcla de olores.

También te va a interesar: Desinfección y descontaminación química del suelo agrícola

Abrir chat