Sin categoría – Trioxy

Generador de ozono: Guía de todo lo que debes saber

Seguramente, algo has escuchado acerca de un generador de ozono, aunque lo más probable es que no tengas claro cómo funciona este dispositivo para alcanzar su potencial. Su uso, hasta hace muy poco, se había limitado a los espacios industriales o a sistemas de transporte masivos. Afortunadamente, los avances en la industria de la limpieza han permitido que los tamaños de estos dispositivos se reduzcan y que sus aplicaciones se extiendan al hogar. Es importante que entiendas sus particularidades antes de adquirir uno.
 

¿Qué es un generador?

Un generador es un dispositivo que transforma al oxígeno circundante en ozono. Los generadores crean la molécula del ozono agregándoles energía a las moléculas de oxígeno. Esto propicia que los átomos de oxígeno se separen y se fusionen con otras partículas iguales.

El ozono se utiliza para desinfectar el agua y purificar el aire. Las características de los sistemas de generación de ozono, igualmente, van más por el lado de la efectividad que nos proveen como desinfectantes.

1. Logran un cien por ciento de desinfección

La principal ventaja que ofrece adquirir uno de estos productos es que el ozono, a diferencia de cualquier otro producto industrial, logra eliminar la totalidad de los elementos nocivos, más específicamente los de origen orgánico.

El ozono es un oxidante de acción rápida. Cuando tiene contacto con los microbios, bacterias o demás, los irrita hasta deshidratarlos por completo. En menos de cinco segundos logra desintegrar cualquier organismo no deseado.

2. Evita las largas sesiones de limpieza

Utilizar estos mecanismos es sorprendentemente simple. Primero, debes sacar del espacio que quieres limpiar a todas las personas, animales o plantas. Después, simplemente debes dejar el generador ahí para que trabaje. Solamente debes ponerle un poco de agua, conectarlo y prenderlo; él mismo se va a encargar de llenar el espacio de vapor.

Su tiempo de uso también es relativamente corto. Los espacios chicos pueden quedar desinfectados en menos de cuatro horas, mientras que los espacios grandes no necesitan, usualmente, más de siete. Por lo tanto, no vas a tener que aplicar lavandina en cada uno de los rincones, sino que todo se reduce a una cuestión de tiempo.

3. No afectan a los materiales de tus muebles o electrónicos y son amigables con el medioambiente

Al operar de forma no generalizada, el ozono no tiene contacto directo con los materiales inertes. Ni el uno ni los otros se atraen mutuamente. Una cualidad como esta permite que no tengas que hacer una mudanza de objetos cada vez que quieras limpiar un determinado espacio. Tampoco tendrás que preocuparte por usar elementos de limpieza corrosivos y que afecten a los materiales de tus posesiones más preciadas.

Además, el ozono se vuelve a fusionar con el aire con suma facilidad, por lo que no termina contaminando ni las fuentes de agua ni la calidad del aire circundante. Esto es muy importante, ya que los artículos de limpieza tradicionales suelen ser altamente tóxicos y poco amigables con el ecosistema.

4. Hay modelos para todo tipo de espacios

Los generadores que existen en el presente vienen en más de diez modelos, los cuales varían tanto en la cantidad de gramos de ozono que liberan por hora como en la efectividad con la que operan en determinados ambientes. Dependiendo de lo que necesites como usuario, vas a poder encontrar el modelo que mejor se ajuste a tus requerimientos. Es una tecnología versátil que está en constante adaptación.

Aquí hemos detallado algunas de las cualidades que hacen de estos utensilios una verdadera ganancia, tanto en economía como en higiene. Así que ya sabes, si de verdad quieres librarte de contaminantes y contribuir al medioambiente, esta opción es definitivamente la correcta.

También te va a interesar: Ozono, uno de los métodos de desinfección de espacios más eficientes

Abrir chat