¿Cómo desinfectar tu hogar con ozono?

¿Cómo desinfectar tu hogar con ozono?

ozonizadores hogar y familia

En la actualidad, las personas entramos en contacto con diferentes factores contaminantes a las que se va adaptando nuestro organismo y nuestro sistema inmune, pero que nos pueden afectar a medio o largo plazo. Por este motivo, es necesario que adquiramos una serie de dispositivos que nos ayuden a combatir la contaminación, los virus y las bacterias. Entre estos, resultan muy efectivos los ozonizadores para hogar.

 

Qué debes tener en cuenta a la hora de limpiar con ozono

Has de saber que utilizar este sistema conlleva importantes beneficios. Sin embargo, debes valorar varios factores cuando vayas a emplearlo en tu hogar o lugar de trabajo.

1. En primer lugar, limpia bien todas las superficies a desinfectar. No olvides usar guantes desechables o reutilizables para realizar la debida higiene de rutina. Después, con agua y jabón, elimina la suciedad e impurezas del sitio a desinfectar (manijas de las puertas, mesas, escritorios, interruptores de la luz, grifos, lavabos, etc.).

2. Para lograr una correcta desinfección, es buena idea emplear abundante agua y jabón en las superficies. Si la limpieza está orientada a combatir la trasmisión del SARS-CoV-2, es indispensable utilizar desinfectantes de uso doméstico prescritos para esto y seguir las instrucciones que figuran en la etiqueta.

3. Sella lo mejor posible la habitación o el espacio a tratar con ozono.

4. Es muy importante que evacúes el área a desinfectar y que utilices los elementos de protección personal antes de empezar con el proceso de desinfección. Estos son indispensables, ya que el ozono en altas concentraciones puede ser dañino para el sistema respiratorio.

5. Tras estos preparativos, ya puedes usar el ozono. Esta sustancia tiene un alto poder desinfectante. De hecho, después de aplicar la respectiva higienización, la supervivencia de microorganismos es casi nula. No olvides que es 50 veces más potente que el cloro o la lejía y, además, no degrada las superficies. Su aplicación se realiza a través de un dispositivo denominado ozonizador.

6. Te recomendamos que dejes el trabajo de desinfección con ozono a profesionales cualificados y con experiencia. Ellos sabrán cómo llevar a cabo todo el proceso y te garantizarán los mejores resultados.

eBook Todo lo que necesitas saber sobre el ozono

7. Después de finalizar la desinfección, has de ventilar el área por lo menos de 5 a 10 minutos. Intenta que circule la mayor cantidad de aire.

8. Para una adecuada higiene del recinto, lo más aconsejable es una concentración de ozono entre 1 y 10 partes por millón.

9. Cualquier tipo de superficie puede ser tratada con ozono, aunque se ha de utilizar la maquinaria adecuada en función de las dimensiones del espacio. Recuerda que la dispersión será mayor en lugares más grandes, sin embargo, el objetivo es concentrar el ozono lo suficiente para lograr una correcta higienización. Por otro lado, es mejor que el emplazamiento a desinfectar tenga buenas vías de ventilación.

10. Aunque lo habitual es emplear este sistema para eliminar olores, bacterias y virus presentes en el aire, también es posible ozonizar el agua. En este caso, se utiliza para la higiene personal, para la limpieza del hogar e incluso en algunas ocasiones para el lavado de la ropa.

11. Por último, recuerda que debes utilizar una mascarilla con filtro de carbón tras el uso del higienizador de ozono y abrir todas las vías de ventilación.

En conclusión, has de tener muy en cuenta todos estos factores antes de efectuar este tratamiento con ozono. Además, debes alejar a aquellas personas o animales de tu familia que padezcan enfermedades respiratorias o que tengan un sistema inmunológico débil.

 

También te va a interesar: conoce las características del ozono y por qué es el mejor desinfectante.

 

Abrir chat