Desinfección de agua potable: Conoce la manera para hacerlo

Desinfección de agua potable en casos de emergencia

desinfeccion de agua potable en casos de emergencia

Saber cómo funciona la desinfección de agua en casos de emergencia puede serte útil para algunas ocasiones extremas. Veamos para qué sirve y cuáles son las ocasiones en las que se debe hacer.

El consumo de agua en situaciones de emergencia

El agua se ha transformado en un elemento presente en nuestro día a día. Por eso, a veces creemos que siempre tendremos un servicio ininterrumpido y no prevemos la posibilidad de que se nos corte el suministro. Sin embargo, sabemos que puede ocurrir esa circunstancia y, si no sabemos cómo reaccionar, podríamos tener serios problemas.

Por ejemplo, en las inundaciones, los tornados o una simple rotura de la tubería de agua, puede ocurrir que no tengas forma de consumir agua potable. Si bien, en esos casos, lo recomendable es que consumas agua envasada, lo cierto es que no todos tienen la oportunidad de comprarla.

Por eso, es fundamental saber cómo puede lograrse la obtención de agua potable. Justamente, algunas aguas residuales pueden tener microorganismos que provocan enfermedades, lo cual se puede percibir en su gusto desagradable. Sin embargo, existen formas de conseguir potabilizarla. Vamos a verlas.

Hervir el agua

La Organización Mundial de la Salud indica que hervir el agua puede ser útil para eliminar distintas bacterias, virus y protozoos que pueden estar presentes en el líquido. Si bien a través de un ozonificador de agua se pueden tratar las aguas municipales, lo cierto es que no siempre se cuenta con este producto.

Por eso, en estos casos, debes evaluar cómo es el aspecto del agua. Si notas que es turbia, deberás filtrarla a través de un paño limpio, como por ejemplo las servilletas de papel. A partir de ahí, necesitas que alcance un hervor que dure, al menos, un minuto. No obstante, dependerá del lugar en el que te encuentres.

Por ejemplo, si te hallas a una altitud mayor de 1000 metros, deberías hervirla durante unos tres minutos, aproximadamente. Una vez que termine, tendrás que dejarla reposando en un recipiente limpio, de forma natural (no en el refrigerador). Si el agua hervida tiene un sabor extraño (no turbio), deberías añadir una pizca de sal.

El uso de la lejía

El agua también puede desinfectarse gracias a la lejía, que seguramente usarás de forma doméstica. Es importante que sea sin olor (es decir, apta para la desinfección e higiene), una información que encontrarás pertinentemente en la etiqueta. Además, debería indicar que tiene un máximo de 8,25 % de hipoclorito de sodio.

Asegúrate que no tenga ningún aroma. Una vez hecho esto, deberás buscar un gotero y la lejía líquida. Esta ha debido estar a temperatura ambiente, al menos, durante un año. En la etiqueta tendrás la información sobre la cantidad de lejía en el líquido, así que deberías tener en cuenta esa tabla.

eBook Todo lo que necesitas saber sobre el ozono

Una vez hecho esto, tendrás que mezclarlo y dejarlo reposar por media hora. El resultado debería ser un olor muy suave a cloro.

La tintura de yodo

Por último, esta es otra opción, en caso de que no tengas lejía ni quieras calentar el agua. Si tienes yodo, puedes agregar unas cinco gotas de tintura al 2 % por cada litro de agua que busques desinfectar.

En caso de que se vea turbia, debes añadir unas 10 gotas, dejando reposar el agua durante media hora. Una vez que pase ese tiempo, ya estará lista para ser bebida con la seguridad de que habrás matado a las posibles bacterias.

En conclusión, como ves, puedes desinfectar el agua en situaciones extremas gracias a productos que tienes disponibles en tu hogar. No se trata de un proceso difícil. En cualquier caso, ya sabes cómo hacerlo.

También te va a interesar: Métodos eficientes de desinfección de aire contra virus y bacterias

Abrir chat