Conoce más de TRIOXY

Asesoría personalizada en implementación de equipos generadores de ozono.

Dirección

Urdesa: Circunvalación Sur #306 y todos los santos.
Guayaquil – Ecuador

Escríbenos a

info@trioxy.ec

Llámanos

Teléfono: +593 99 964 2829

Ozono en odontología: desinfección y esterilización

  • abril 16, 2022
  • 701 Vistas

El ozono en odontología es una herramienta efectiva en los tratamientos dentales por sus propiedades curativas en patologías asociadas con las inflamaciones e infecciones bucales.

Beneficios del ozono en la odontología

Muchas personas se preguntan si el ozono es considerado bueno o malo para la salud, ya que la ozonoterapia ha ganado cada día más terreno por comprobar su eficacia en los tratamientos dentales.

Recordemos que el ozono es una sustancia química compuesta por tres moléculas de oxígeno que, al reaccionar fotoquímicamente, producen moléculas de ozono que, a su vez, vuelven a transformarse en moléculas de oxígeno generando un equilibrio dinámico.

Esta sustancia la encontramos de manera natural en la estratósfera, pero en la medicina se utiliza el ozono industrial, con fines terapéuticos y la esterilización de materiales médicos.

La aplicación de esta técnica es posible a través de un generador de ozono, una máquina que absorbe el aire a través de un proceso que ioniza el gas fusionando dos moléculas de oxígeno (O2) en ozono (O3).

Es un tratamiento indoloro, que puede aplicarse sin la necesidad de anestesia con la garantía de eliminar el cien por ciento de los agentes patógenos.

En el campo odontológico, el uso del ozono está indicado para múltiples aplicaciones como:

  •     Tratamiento de enfermedades periodontales.
  •     Prevención y tratamiento de caries.
  •     Blanqueamiento dental.
  •     Cicatrización de tejidos por procedimientos de periodontología.
  •     Tratamiento de aftas.
  •     Para combatir la halitosis o mal aliento.

También te puede interesar: Beneficios de usar el ozono para desinfectar el auto

Los beneficios que aporta la ozonoterapia en la ciencia del cuidado dental son:

  •     Erradica los virus, incluyendo a aquellos resistentes a otros desinfectantes.
  •     Elimina hongos, esporas y bacterias más rápido que el cloro, además de estimular la sensibilidad de estos a los antibióticos.
  •     No produce interacciones con otros medicamentos ni efectos secundarios.
  •     Es hipoalergénico.
  •     Ayuda a reducir el sangrado.
  •     Oxigena los tejidos.
  •     Es efectivo como inmunorregulador.
  •     Es efectivamente rápido y de acción instantánea.

La ozonoterapia y el blanqueamiento dental

Así como se utiliza en el blanqueamiento de madera o de productos alimentarios, se descubrió que también puede blanquear los dientes de una manera efectiva y lo menos invasiva posible.

Primero, se hace una limpieza profunda para eliminar las proteínas de la superficie, luego se instala en la boca una cubeta bimaxilar de silicona junto con una corriente de agua para que ayude a la circulación del ozono en los dientes y encías.

Después de la primera sesión, comenzarás a ver los resultados del cambio de tono de los dientes y se puede repetir cuantas veces el paciente o el odontólogo lo determinen, ya que no es un procedimiento invasivo.

El ozono y la esterilización del material odontológico

La desinfección y esterilización de los equipos médicos y artículos especiales para el tratamiento odontológico contribuye a reducir el riesgo de enfermedades transmisibles y proporcionar un ambiente seguro sin importar el número de pacientes a atender.

De esta forma, la esterilización en odontología, además de apoyarse en el pasado con métodos químicos o el uso de calor húmedo, cuenta con nuevas tecnologías como la ozonoterapia para brindar un entorno plenamente aséptico.

Las ventajas del uso de ozonificadores en consultorios médicos han sido comprobadas en estudios científicos que demostraron cómo la flora microbiana destruye hasta el 99.99 % de los microorganismos presentes en piezas de manos, fresas y otros artículos para el tratamiento odontológico.

La efectividad de un ozonizador industrial aseguró la desinfección de los materiales por más de 20 minutos, demostrando poco crecimiento microbiano.

En definitiva, por todo esto el ozono se posiciona como el más potente oxidante capaz de proteger cualquier superficie o equipo de bacterias y así garantizar un tratamiento dental óptimo y libre de riesgos sanitarios.