5 razones para usar ozono en el hogar

5 razones para usar ozono en el hogar

ozono en el hogar

Los ozonizadores para el hogar se han vuelto una herramienta esencial para lograr una correcta limpieza y desinfección. Cualquier persona que se preocupe por convivir dentro de un espacio libre de elementos biológicos peligrosos debería considerar las ventajas que un dispositivo de estos le puede otorgar a su vida. Los últimos avances han hecho que sean sencillos de usar, al igual que han aumentado los estándares de seguridad bajo los que operan.

 

La elección perfecta para mejorar tu higiene y salud

A continuación, te mostraremos los cinco motivos que hacen que el ozono sea el método de erradicación de patógenos más efectivo.

 

1. Es la forma más rápida y efectiva de limpiar espacios grandes.

Todos conocemos esos días interminables en los que nos proponemos limpiar la casa. Pasamos de un producto al otro y de una herramienta de limpieza a la siguiente. Terminamos agotados y, casi siempre, no tenemos certeza de haber alcanzado el nivel de desinfección adecuado. Con un ozonizador personal, hecho a la medida, se pueden alcanzar espacios estrechos con suma facilidad, limpiar sin tener que cambiar de productos y, al mismo tiempo, tener total certeza de haber eliminado todo tipo de agentes peligrosos.

 

2. Purifica el agua de mejor manera que los filtros industriales

El ozono, no solamente sirve para ser esparcido como un vapor, sino que también es un método efectivo, por no decir el mejor, para purificar agua. La gran ventaja es que es capaz de esparcirse fácilmente por el líquido, erradicando cualquier tipo de materia celular que se encuentre habitando en ella. Como se oxida y se evapora rápido, sus moléculas desaparecen del agua casi inmediatamente. Por eso, el consumo que se haga va a ser seguro y no representará ningún perjuicio para el usuario.

 

3. Elimina los contaminantes presentes en distintos alimentos

Aplicar un poco de ozono sobre alimentos, sobre todo aquellos que han tenido contacto con la tierra y han pasado por distintas cadenas de producción, como las frutas y verduras, permite que cualquier clase de bacteria, moho, hongo o virus sea destruido.  El ozono no se queda sobre ninguna superficie por más de unos segundos y, a su paso, elimina igualmente los malos olores. Este proceso de desinfección no sólo hace que los alimentos sean más seguros, sino que, al mismo tiempo, hace que duren más sin necesidad de métodos refrigerantes.

 

4. Es una alternativa económica para el lavado de la ropa

Tanto en su forma líquida, como gaseosa, esta sustancia no oxida los materiales con los que entra en contacto. Aquel proceso solamente transcurre con las partículas que tengan cubierta celular. Los medios tradicionales para el lavado de distintas vestimentas involucran un gasto excesivo de agua y de electricidad. Una rápida aplicación con un generador personal es capaz de anular malos olores, erradicar las manchas y dejar la ropa lista para su uso cotidiano.

 

5. Es amable con el medio ambiente

Detergentes, jabones y demás productos de limpieza requieren mecanismos de producción industriales muy pesados. Además, después de ser usados, terminan en los ríos o en el océano, contribuyendo a la contaminación de las fuentes hídricas. El ozono vuelve al aire, por lo que no representa un efecto perjudicial para la naturaleza.

 

Preocúpate por vivir y no por limpiar

Queda más que claro que el ozono es la alternativa indicada para quienes desean facilitar su vida y proveer a su familia con un hogar y un ambiente libre de enfermedades. Dar el salto hacia esta nueva tecnología, de fácil uso e implementación, va a repercutir, no solamente en la salud de quienes más quieres, sino también en tu comodidad.

 

También te va a interesar: Cómo funciona un ozonizador para el hogar

 

Abrir chat