Mitos sobre el uso de ozono para desinfectar

Mitos sobre el uso de ozono para desinfectar

mitos sobre los ozonificadores

La nueva normalidad ha ocasionado cambios en los hábitos de limpieza y desinfección que llevamos a cabo en los lugares donde habitamos. Bien sea en casa o en el trabajo, hoy más que nunca queremos sentirnos seguros frente a agentes externos que puedan amenazar nuestra salud.

En este post te presentamos una alternativa confiable y segura, la desinfección con ozono, una opción que ha tomado relevancia en los últimos años. Aquí te desmentimos algunos mitos sobre su uso y te explicamos por qué los ozonificadores resultan la mejor elección que puedes hacer para tu hogar u oficina.

 

1. ¿El ozono es peligroso?

En primer lugar, has de saber que el ozono, una molécula que está compuesta por tres átomos de oxígeno, es un antioxidante que cuenta con potentes propiedades desinfectantes y antisépticas contra virus, bacterias y hongos.

En este sentido, la ozonización es un tratamiento basado en el denominado «efecto corona». Consiste en descargar una tensión eléctrica sobre las moléculas del oxígeno para así formar el ozono. Al tratarse de un gas bastante inestable, no se puede transportar o embotellar, por lo que el proceso se debe realizar mediante una máquina de ozonización garantizada.

Fue reconocido como desinfectante del agua por la FDA en dos ocasiones y, en la actualidad, está siendo evaluado como desinfectante del ambiente por la Unión Europea.

 

2. ¿Es un buen desinfectante?

Su efecto desinfectante se basa en atacar a los microorganismos. Gracias a su alta capacidad de penetración, destruye la pared celular, daña los componentes de los ácidos nucleicos y reacciona a compuestos orgánicos e inorgánicos. De este modo, es capaz de desinfectar tanto el ambiente como las superficies.

No olvides que, una vez ha realizado este proceso, el ozono vuelve a su forma de oxígeno y desaparece sin dejar residuos en el ambiente.

eBook Todo lo que necesitas saber sobre el ozono

 

3. ¿Su uso se restringe a hospitales?

La ozonización es usada en hospitales y centros médicos para esterilizar los ambientes de los quirófanos y salas de visitas y también para mantener la calidad del aire y la asepsia en el momento de realizar los procedimientos médicos.

Dado que hay enfermedades que se transmiten por aire o se adhieren a superficies, los centros médicos optaron por la ozonización para desinfectar sus áreas. Sin embargo, con el tiempo, su posibilidad de uso se amplió a otros escenarios. El desarrollo de máquinas más fáciles de transportar y de un tamaño adecuado ha favorecido el empleo de este sistema en hogares, oficinas, restaurantes, gimnasios, etc.

 

4. ¿Presenta desventajas el uso del ozono?

Seguro que conoces a alguien que no está de acuerdo con el empleo del ozono como desinfectante. Sin embargo, los problemas de las máquinas de ozonización (complejo proceso de transformación del gas, sobrecostos…) han desaparecido gracias a los avances científicos y la innovación.

Hoy en día, podemos disponer de máquinas totalmente automáticas y que son muy fáciles de usar. Además, su comercialización está permitida, con lo que puedes adquirirlas sin ningún problema.

Otra desventaja era la imposibilidad de manejar este gas inestable, sin embargo, el acero inoxidable controla de forma eficiente este proceso y permite hacerlo directamente en el sitio instalado.

Hemos desmentido cuatro mitos sobre el uso del ozono para desinfectar. El hecho de estar siendo evaluado para incluirse en la lista de biocidas por la Unión Europea y ser una de las mejores maneras para desinfectar el agua según la Organización Mundial de la Salud (OMS) son dos puntos importantes a su favor. Además, su uso ya no se restringe a un solo lugar, como los hospitales, sino que también puede instalarse en hogares u oficinas para brindar un mayor grado de desinfección y seguridad.

 

Deja una respuesta

Abrir chat