¿Cómo ozonizar el agua de tu hogar?

¿Cómo ozonizar el agua de tu hogar?

ozonificador de agua para hogar

El uso de un ozonificador de agua se está haciendo cada vez más común en los hogares. El agua ozonada es agua común con gas de ozono disuelto en ella. Cuando el ozono se dispersa en pequeñas burbujas a través del agua, este se queda suspendido temporalmente entre las moléculas de agua.

Cuanto más fría y pura es el agua, más ozono puede absorber y más tiempo puede contener la concentración de ozono. Beber agua ozonada es una gran manera de suministrar ozono a tu tracto gastrointestinal superior. El agua con ozono sirve para eliminar todo tipo de virus y bacterias que puedan proliferar sobre cualquier superficie.

 

¿Qué equipo necesitas para ozonificar el agua en tu hogar?

Los siguientes accesorios son lo que necesitas para ozonar el agua. Te hará falta un generador de ozono alimentado con oxígeno.

 

A. Generador de ozono

Idealmente, querrás un generador de ozono alimentado con oxígeno. La mayoría de los generadores recomendados en esta página harán el trabajo. Cuanto mayor sea la salida máxima del generador, mayor cantidad de agua ozonada podrás generar en tu hogar. Se sugiere no exceder las concentraciones de 100 a 120 mcg/ml.

 

B. Recipiente para almacenar el agua

Aquí es donde se vierte el agua. Típicamente, los burbujeadores de agua tienen una pequeña piedra unida a su tallo. Cuando viertas agua en el vaso de precipitados, asegúrate de que la piedra esté cubierta. En lugar de un vaso de precipitados, puedes utilizar cualquier tipo de humidificador, botella de lavado de gas o, simplemente, una botella de vidrio vacía. Solo asegúrate de protegerte del escape de gas de ozono.

 

eBook Todo lo que necesitas saber sobre el ozono

También te va a interesar: Mitos sobre el uso de ozono para desinfectar

Cómo hacer agua ozonada

  1. Enchufa la fuente de oxígeno (si es un concentrador) y el generador de ozono en la fuente de alimentación. Si estás usando una trampa, asegúrate de que esté en el orden correcto: el vástago de la trampa debe estar conectado a la salida de ozono del generador de ozono.
  2. Vierte agua en el vaso de precipitados. También se puede usar un recipiente común y corriente.
  3. Abre o enciende la fuente de oxígeno. Si se trata de un tanque, abre la válvula del tanque y el regulador a un flujo bajo de 1/8 LPM. Si se trata de un concentrador de oxígeno, deja que la máquina se caliente durante unos minutos; luego, ajusta el regulador externo a 1/8 LPM.
  4. Pon el generador de ozono a la concentración máxima de ozono. Se sugiere no concentrar más alto que 100 mcg/ml.
  5. Si el vaso de precipitados tiene un destructor adjunto, no es necesario hacer nada más. Espera a que el agua esté lista. Si estás usando una botella abierta para ozonar el agua, sal de la habitación mientras el generador de ozono esté funcionando.
  6. Una vez que el agua esté lista, apaga todo. Bebe el agua ozonada tan pronto como sea posible. Cuanto más esperes, más ozono perderá el agua. Mantén la respiración mientras bebes el agua para evitar respirar gas de ozono. El agua ozonada también es muy útil para desinfectar frutas, verduras y otros alimentos antes de ser consumidos. Para hacerlo, debes emplear el agua en el menor tiempo posible al lavar los alimentos y que de esta manera se eliminen todas las bacterias y los virus potenciales. Así mismo, se puede usar para limpiar las superficies de los objetos, lavarse las manos e inmunizar implementos de cocina y demás objetos personales.

En la situación actual por la que está pasando el planeta, no se puede escatimar en esfuerzos para protegernos de la covid-19. Un ozonificador es un dispositivo que puedes tener en casa y cuya utilidad está comprobada para generar un ambiente libre de agentes patógenos.

 

Abrir chat