Desinfección del agua y su importancia para la calidad de vida

Factores que influyen en la desinfección del agua

desinfección del agua

Se consideran como desinfección del agua aquellos procesos que surten el efecto principal de la eliminación de organismos patógenos microscópicos logrando prevenir la dispersión de posibles enfermedades producidas por el agua, con solo el hecho de que se realice este procedimiento es un factor necesario y determinante en la calidad de vida y desarrollo integral de las personas.

El procedimiento debe provocar el deterioro permanente de la pared celular de los microorganismos, asimismo la destrucción de sustancias orgánicas en el agua eliminando posibles nutrientes y fuente de alimentación de los indeseables organismos. Dicha técnica es considerada la etapa final del tratamiento del vital líquido para obtener agua potable, pueden realizarse por medios químicos o físicos, son muchas las opciones entre ellos se cuentan con los ozonizadores de agua.

Algunos de los compuestos químicos que se llegan a utilizar son el cloro, dióxido de cloro, hipoclorito, ozono, bromo, iodo, cobre, plata, alcoholes, jabones, detergentes, sales de amonio, peróxido de hidrógeno o distintos ácidos y bases, entre otros. Y por los compuestos físicos se usan generalmente la luz ultravioleta, radiación electrónica, rayos gamma, sonido y hasta calor.

El proceso elegido debe suprimir en su mayoría la variedad de microorganismos sin alterar químicamente la calidad del agua o llegar a presentar algún tipo de toxicidad nociva para el ser humano. Es decir, para que suceda correctamente la descontaminación del agua, dentro del proceso el resultado final debe ser agua limpia y libre de impurezas para la salud humana sin tampoco llegar a tener un sabor desagradable.

Factores a tomar en cuenta para el proceso de desinfección

  • Tiempo de contacto y concentración del desinfectante: Para que un microorganismo sea destruido, la concentración del desinfectante debe ser baja con un tiempo de reacción o de contacto alto, si es al contrario debería suceder la destrucción de igual manera ya que se mantiene el equilibro entre ellos. Para calcular la cantidad del desinfectante que será necesario se utiliza la formula CT = concentración desinfectante x tiempo de contacto, es decir: C (mg/L) x T (min).
  • Eficacia del desinfectante utilizado: Esta tiene que ver con la concentración del desinfectante y el tiempo que toma para destruir los patógenos determinados presentes en el agua.
  • El tipo de microorganismo: Habrá organismos patógenos entre la gran variedad existente de bacterias y virus, que serán más fáciles y menos resistentes para su destrucción que otros.
  • La cantidad de microorganismos: Hay que tener en cuenta que, si es alta la cantidad de organismos microscópicos. estos podrían llegar a multiplicarse, por ello debe ser mayor la concentración del desinfectante a utilizar en este caso.
  • La edad de los microorganismos: Los patógenos jóvenes son más débiles ante la reacción de un desinfectante, todo lo contrario, sucede con las adultas que en su crecimiento desarrollan capas protectoras muy resistentes en su pared celular.
  • El PH del agua: Este puede llegar a intervenir causando reacción en ciertos desinfectantes decayendo en su efectividad.
  • Temperatura: Cuando la temperatura del agua es alta influye produciendo un incremento en la velocidad de la reacción del desinfectante.
  • Las características químicas y físicas del agua: Si se encuentran presentes en el líquido materiales como hierro, sulfuro de hidrógeno y nitratos normalmente reaccionan en contra del trabajo principal de los desinfectantes.

Para finalizar, es imprescindible asegurar para que dicha esterilización sea un éxito que no solo se debe exterminar a los organismos, sino además es dejar en el agua agentes activos para prevenir a futuro la proliferación de patógenos evitando así de nuevo la contaminación del vital líquido.

También te va a interesar: Cómo funciona un generador de ozono para la desinfección de frutas y verduras

Abrir chat