Conoce más de TRIOXY

Asesoría personalizada en implementación de equipos generadores de ozono.

Dirección

Urdesa: Circunvalación Sur #306 y todos los santos.
Guayaquil – Ecuador

Escríbenos a

info@trioxy.ec

Llámanos

Teléfono: +593 99 964 2829

Las 5 ventajas del ozono en la industria embotelladora

  • noviembre 15, 2021
  • 296 Vistas

El ozono en la industria embotelladora asegura la desinfección en el proceso de purificación de envases, eliminando aquellos microorganismos que puedan comprometer la salud del usuario final que los manipule.

El ozono como potente desinfectante

Para ponerte un poco en contexto, la RAE ha definido al ozono como el oxígeno en estado alotrópico, creado de manera natural en la atmósfera debido a las descargas eléctricas que se producen en medio de las tormentas.

Este compuesto natural forma una capa que permite depurar el aire y filtrar los rayos ultravioleta para que sus efectos dañinos no alcancen la superficie terrestre. Sus potentes características, que también pueden conseguirse con un generador de ozono, han venido empleándose para eliminar malos olores, higienizar y desinfectar el aire, purificar el agua y hasta en la ozonoterapia (electromedicina).

De hecho, la OMS ha calificado al ozono como el desinfectante que ha mostrado una mayor potencia contra los diferentes tipos de microorganismos. Es por ello que aquí queremos detallarte las cinco principales ventajas del empleo del ozono en el sector embotellador, no solo en los procesos, sino en el ahorro de costos para las industrias.

1.- El lavado de envases con ozono produce una desinfección eficaz. Cualquier microorganismo que pueda estar presente en los envases será eliminado. Este proceso conlleva a que los envases no tengan residuos contaminantes por productos químicos usados para la reducción de carga bacterial.

2.- El ozono se descompone de forma rápida. En oxígeno, el ozono tiene la propiedad de descomponerse y, aún más importante, no deja residuos nocivos para la salud. El resultado será una completa eliminación de bacterias, así como una alta desinfección de las líneas de envasado.

3.- Eliminación de contaminantes químicos. Todo aquello depositado en las tuberías de conducción, que provoque contaminación, es destruido por el ozono. Un ozonizador, al ser conectado a la corriente eléctrica, de forma inmediata comienza a producir ozono y desinfecta superficies, ambientes y tuberías.

4.- Eliminación de olores. La destrucción total o parcial de los contaminantes que causen malos olores y sabores ha de ser un aspecto fundamental en las empresas embotelladoras. La industria debe asegurar en todo momento que los envases no contengan microorganismos no deseables antes de introducirles el contenido, y eso, se logra mediante un buen lavado con agua ozonizada.

5.- Ahorro de costos. Las ventajas económicas que suponen el tratamiento con ozono en la industria embotelladora no solo se traducen en el ahorro de costos por accidentes laborales, ya que es de baja peligrosidad, sino que también se reducen los costos de mantenimiento de las instalaciones.

El uso de un generador de ozono industrial es ecológicamente seguro y permite minimizar los costos de operación o de adquisición de productos químicos para la eliminación de bacterias o microorganismos que puedan estar presentes en los envases.

También te puede interesar: Uso del ozono para la desinfección adecuada de ambulancias

Casos de uso

La función de un generador de ozono industrial en el sector embotellador de agua potable, por ejemplo, comienza desde el uso del agua ozonizada en la línea de envasado y durante el embotellado. Todo esto garantiza que los conductos y la maquinaria permanezcan purificados en todo momento.

Se recomienda tratar con ozono los canales de llenado para evitar depósitos minerales que abran paso a la acumulación de microorganismos contaminantes. El agua tratada con ozono es perfecta para limpiar depósitos con agua a presión, mangueras y todo aquello que no deba contener residuos, sabores, olores o aspectos no acordes al producto final.

Precisamente, en marketing se sabe que un producto final perfecto, sin agentes contaminantes ni riesgos que pongan en peligro al consumidor, se traduce en aceptación masiva, excelente reputación empresarial, internacionalización y reflejo de las ganancias esperadas.